Menu

Experiencias

En los caballos

Escuela de equitación en Austria

Pertenecen a Viena: la Catedral de San Esteban, la rueda  de La Fortuna Gigante y la Casa de la ópera estatal: los caballos  Lippizanos. Desde el año 2003 los famosos sementales alojados en  las caballerizas de la escuela de equitación de Viena Hofburg y desde 2005 los Lippizanos  que se alojan en los establos de verano en  Heldenberg en Baja Austria han estado consumiendo agua Grander.

La escuela española de equitación de Viena, uno de los mejor  conocidos bienes culturales del mundo, no sólo es la más antigua del mundo, además es la única escuela de equitación que aún mantiene y ha practicado el arte clásico de la equitación en su forma más  genuina por más de 460 años.

Beber una cantidad adecuada es la clave Para garantizar el máximo rendimiento de estos famosos animales, deben ser atendidos de la mejor manera posible. Beber suficiente agua es muy importante para  la salud y el bienestar de los caballos Lipizzanos. El maestro Jefe de  establos Johannes Hamminger  decidió darle agua Grander a sus  animales en 2003.

“Creo que el agua que viene directamente de la  fuente es de mayor calidad. Con Grander el agua del grifo es  revitalizada y retorna a su estado natural, “ explica Hamminger .

Desde que se instaló el dispositivo de agua revitalizada de Johann Grander, los caballos han estado bebiendo más y la incidencia de  cólicos se ha reducido considerablemente. “Pero también nuestros  jinetes y mozos están bebiendo más agua del grifo“, informa  Johannes Hamminger. 

Grander va de gira. Desde hace poco los Lipizzanos y sus mozos  no tienen que prescindir del agua Grander en sus giras. Un  dispositivo de revitalización portátil proporciona a los artistas agua  de la mejor calidad en sus espectáculos internacionales.

Experiencia vivida en la escuela de equitación

Categorías: ArticulosAnimales
Tags:
Rate this article:
Sin calificar
Imprimir

Deje un comentario

Nombre:
Email:
Comentar:
Add comment

Name:
Email:
Subject:
Message:
x